2017-08-29

image003– Debido a las opciones moderadas en los aumentos salariales de las empresas, ejecutivos han optado por tomar medidas que mejoren el bienestar de sus colaboradores, para mantenerlos motivados en sus puestos trabajos.

Estamos próximos a entrar al último trimestre del 2017, período en que las personas piensan que un aumento de sueldo, al terminar el año, podría ser algo positivo. Pero ¿las empresas están dispuestas a realizar aumentos en los próximos meses?

Un estudio sobre Ambiente Laboral, realizado en nuestro país por Robert Half a 200 gerentes y/o directores de diferentes compañías, señala que el 26% de los encuestados espera que los sueldos de la compañía en la que se desempeñan aumenten en un 10% en los próximos 12 meses, mientras que un 20% opina que podrían incrementarse en un 5%.

La medición de empresa de reclutamiento especializado se realiza anualmente en los diferentes países en donde está presente. Cuando se les consulta a estos ejecutivos por los aumentos de sueldos posibles en los empleados de sus departamentos, un 12% señala que espera que se incrementen en un 5%; sin embargo, desde este mismo grupo, un 7% reconoce que no se ha planeado subir los sueldos de sus equipos.

Este aumento, que puede ser considerado menor por muchos sectores, se debe a que las empresas han tenido un comportamiento bastante conservador, producto de la situación financiera que vive el país. “Sabemos que las compañías no han realizado grandes inversiones y las contrataciones se han visto moderadas, por lo tanto, pensar en aumentar el sueldo de los colaboradores es mucho más difícil. Las empresas prefieren entregar beneficios que no les generen grandes gastos”, explica Karina Pérez, directora de Robert Half en Chile.

Al momento de preguntarle a los gerentes porqué creían que los sueldos no iban a incrementarse el 54% aseguró que los sueldos de sus colaboradores están acordes al precio que maneja el resto del mercado. “Hoy la disputa por los profesionales calificados es mayor y las empresas al momento de contratar a un candidato necesitan tratar de igualar su sueldo, por lo tanto, se preocupan de hacer una buena carta oferta y luego al momento de ajustar los sueldos no necesitan hacer grandes esfuerzos porque están dentro de lo que la competencia ofrece”, explica Karina Pérez.

Ahora bien, el 38% de los gerentes consultaros indicaron que no contaban con el presupuesto necesario para hacer un aumento de salario. Es en este momento donde muchas veces las empresas se deben poner creativas y averiguar qué otro beneficio se le puede otorgar a los colaboradores para que estén contentos y motivados. “Sabemos que el salario y los bonos son lo más valorado por un colaborador, pero existen otros elementos importantes que le entregan al empleado una estabilidad emocional”, aclara la directora de Robert Half en Chile.

Un ejemplo de esto, puede ser la flexibilidad de hora para llegar a la oficina y la hora en que se retiran los colaboradores de esta misma. El tener más libertad de fijar sus horarios, le permite al empleador poder acomodar mejor sus actividades fuera de la oficina. El home office o trabajo desde casa, ayuda a los colaboradores desde sus hogares realizar casi las mismas actividades que hacen en la oficina, pero en la casa. Con esto, ellos pueden estar más tiempo con los hijos. El medio día libre al mes, es otra política que se está implementando y ayuda a que los empleados tengan tiempo para hacer cosas personales.

“Podríamos dar muchos ejemplos, cada vez son más las empresas que intentan entregar mejores beneficios para mantener a sus colaboradores felices y motivados. Hay algunos que incentivan el deporte o la cultura y así van surgiendo muchas ideas, pero no hay que perder el foco, retener un talento, puede ser todo un desafío en momentos que la economía está complicada, pero estas soluciones han sido muy bien recibidas por los empleados en momentos en que los salarios no se pueden aumentar”, cuenta Karina Pérez.

Tags

 

0 Comentarios

Puedes ser el primero en comentar esta noticia.

Deja un Comentario